Consejos básicos para ser la mejor anfitriona

Si quieres una cena sin imprevistos, tus dotes de anfitriona son tan importantes como tus dotes culinarias. Al fin y al cabo, una cálida bienvenida puede marcar la diferencia entre arruinar la noche o que el comienzo sea inmejorable. Aquí tienes algunas píldoras más de sabiduría que te ayudarán a organizar una fiesta perfecta.

Depende de ti organizar una velada más informal o más sofisticada, pero organices el tipo de fiesta que organices, asegúrate de que tus invitados tienen claro cómo deben venir vestidos. No podrás hacer mucho para mitigar la incomodidad de algún invitado si viene demasiado arreglado o demasiado informal, es fundamental que dejes claro de antemano qué llevarás tú y cuán formal es la cena. ¡Quizás les parezca que eres demasiado controladora pero todos los invitados te lo agradecerán!

Drinks On Ice

No dejes de ofrecer bebida. Es cierto que todos hemos oído alguna vez que hay que ofrecer una copa a los invitados a medida que van llegando y que se debe procurar que tengan sus vasos llenos durante toda la velada, pero también es importante que lo hagan ellos mismos.

Ten bien surtida tu bodega, si tus invitados no te conocen mucho no se atreverán a buscar en la nevera para rellenarse las copas. Ten a mano las bebidas bien presentadas para que ellos mismos sepan que pueden servirse. Puedes colocar en la mesa cubiteras con botellas de vino blanco y cervezas para que así estén frías.

Que tus copas brillen. Mantén tus copas resplandecientes con un brillo de diamante utilizando en tu lavavajillas Finish Quantum y Finish Abrillantador, así te asegurarás que tu cristalería está reluciente en la mesa.

Escoge el sitio que ocuparán tus invitados. Las normas de etiqueta antiguas dicen que un matrimonio o pareja nunca deberían estar sentados juntos, y que, si fuera posible, deberían alternarse sexos,.

No tienes por qué ceñirte a estas normas, pero quizás sí te ayuden un poco. Al designar el sitio dónde se sentará cada uno de tus invitados también evitarás que nadie quede excluido, así los invitados tendrán la posibilidad de conocerse. Para una velada menos formal, puedes decirles a tus invitados que cambien de sitio cuando llegue el postre.

Petal Decoration

Añade algún factor sorpresa a tu mesa. Utiliza fruta fresca o flores como centro de mesa, pero colócalas en jarrones no muy altos que puedan entorpecer la conversación entre tus invitados. Haz que tus platos tengan un aspecto irresistible añadiéndoles elementos decorativos como por ejemplo unos coloridos arándanos, semillas de granada o incluso flores comestibles.

Ofrece un aperitivo. Ofrecer un aperitivo a tus invitados mientras esperan a que les sirvas el primer plato es un buen truco para mantener el hambre a raya, y además te dará un margen de unos minutos por si el plato todavía no está listo. Puedes probar con unos deliciosos tomatitos marinados con vodka presentados en un vaso de Martini, acompañándolos con un aderezo, presentado en un vaso de chupito, de limón y pimienta y en otro vasito, unos palillos.

Serving Appetisers

Utiliza platos de aperitivo. Si utilizas para los aperitivos platos con distintos compartimentos colocados en el centro de la mesa para que cada invitado escoja lo que le apetezca, podrás tener más tiempo para centrarse en el plato principal.

Con estos simples trucos, te asegurarás que todo irá a las mil maravillas y además tus invitados se irán a casa pensando que eres una gran anfitriona

cómo decorar una mesa