Cómo organizar una fiesta inolvidable

Place setting with graduation napkin

Celebres una graduación, un bautizo, una fiesta de compromiso, un cumpleaños, un aniversario u otra celebración, es normal querer tirar la casa por la ventana. Para que tu próxima fiesta sea inolvidable, te ofrecemos nuestros mejores consejos.

Ofrece distintos menús. Haz que tu fiesta sea realmente especial enviándoles a tus invitados un menú a medida antes de la fiesta. Ofrece un par de opciones por plato con los que te sientas cómoda si las vas a preparar durante la cena.

Se ruega confirmación.  Pídales a tus invitados que cuando confirmen su asistencia también confirmen su elección del menú, con tiempo suficiente para que puedas hacer la compra, y, para hacerte la vida más fácil, ofrece platos que puedan prepararse o cocinarse con antelación, o algo rápido de preparar durante el mismo día de la cena. Tus invitados podrán quedarse el menú como un bonito recuerdo.

Organiza la noche sobre un tema. La temática puede tener, por supuesto, relación con la ocasión que celebres, así que ¿por qué no utilizar tu imaginación y reflejar el porqué de la fiesta en la decoración de la mesa?

Por ejemplo, si estás organizando una fiesta de graduación, enrolla las servilletas como si fueran diplomas, atándolas con una cinta brillante. Las servilletas y los caminos de mesa podrían ser de los mismos colores que los de la universidad, y las tarjetas podrías elaborarlas con tarjetas forradas de estilo académico.

Crea decoraciones individuales en la mesa. Añade un toque extra de encanto en el montaje de la mesa adornándola con decoraciones individuales. Una forma sencilla y económica de hacerlo es la de reinventar el uso de frascos de perfume antiguos, vacíos (pequeños tarros o botellas de aceite de oliva también quedarán bien) y utilízalos como jarrones en los que podrías colocar un par de flores silvestres.

Paper Doily Place Mat

Experimenta con manteles diferentes. En lugar de optar por los tradicionales manteles rectangulares de tela, busca algo menos convencional. Las blondas de pastelería son una fantástica alternativa kitsch, y quedan estupendas si colocas encima una vajilla de cristal claro, así parece que los platos tienen un elaborado diseño. La ventaja de utilizar manteles de papel o blondas es que puedes decorarlos con palabras o incluso imágenes, convirtiéndolos en un recuerdo que todos querrán llevarse a casa.

Dales a tus invitados pequeños regalitos. Pueden ser o bien una cajita llena de trufas o unas velitas perfumadas. Aunque si tienes más tiempo para preparar el regalo, podrías crear bonitos tarros de azúcares aromatizados, perfectos para invitados gourmet.

Jam jar sugar infusion

Para prepararlos, puedes utilizar ingredientes secos como la vainilla en rama, o granos de cacao o café, ingredientes frescos como cáscara de limón o naranja, o trocitos de lavanda, que deberás secar previamente durante toda una noche sobre papel encerado.

Simplemente rellena un recipiente hermético (los tarros pequeños quedan más bonitos) con azúcar, antes de introducir los ingredientes que hayas elegido para aromatizarlo. Este proceso te llevará algunos días, y podrás entregarles a tus invitados un azúcar delicioso y sutilmente aromatizado presentado en un tarro con un lazo.

trucos para planificar una fiesta