Cada Vaso Opaco Tiene Su Remedio

Lo único mejor que ir a una cena es celebrarla tú mismo. La satisfacción que se obtiene al reunir a todos tus amigos y/ o familiares para compartir una cena es difícil de superar. En la era de las redes sociales y de la mensajería instantánea es tranquilizador poder sentarse y hablar de verdad con alguien mientras disfrutas de una buena comida. Hacer de huésped a veces puede ser un trabajo muy duro, y cuando uno mira hacia atrás después puede tener la sensación de ni siquiera haber estado allí. Esto es una pena, porque no hay ninguna razón para que no disfrutes de tu fiesta tanto como tus invitados, especialmente por algo como los vasos opacos, que pueden parecer algo pequeño, pero pueden estropear la perfección por la que has trabajado tanto para conseguir.

Cada vez que planees una cena, ayuda hacer un listado con todo lo que hay que hacer para que puedas revisarlo con tiempo para librarte del estrés. Esto no te garantiza que no te pases el día a la carrera pero sí implica que tendrás platos suficientes para servir.

Así que, ¿te has acordado de…

□  Los platos?

□  La cubertería?

□  Las sillas?

□  La comida?

□  El café?

□  Las bebidas?

□  La música?

□  Los invitados?

□  La decoración?

□  La colocación de la mesa?

□  Las servilletas?

□  Las actividades infantiles?

□  Los vasos y las copas?


Los vasos  pueden ser especialmente complicados, ya que a pesar de todos los preparativos para una buena presentación, cuando sirves comida a un grupo de personas mucho más grande de lo habitual probablemente tendrás que esforzarte para que haya vasos y copas para todos. Si estos están opacos, puede que se hayan vuelto así con el tiempo, pero este proceso se acelera por los suavizadores de agua en ajustes demasiado altos, generalmente a través de ciclos de lavado muy largos con temperaturas demasiado altas. Una vez que la opacidad se ha fijados en los vasos es, por desgracia, generalmente irreversible. Pero hay cosas que puedes hacer para poder escapar del ciclo de comprar y tirar vasos.

 

  • Usa detergente Finish Quantum Max Brillo y Protección  ya que ayuda a conseguir una limpieza perfecta, además de tener una acción protectora del cristal única para prevenir que los vasos se vuelvan opacos.
  • Comprueba que los vasos son aptos para el lavavajillas cuando los compres.
  • Asegúrate de que las unidades de ablandamiento de agua están en la posición correcta.
  • Usa un ciclo de lavavajillas de cristal, y si no dispones de uno, ajusta la temperatura más baja y pon un ciclo más corto.
  • Deja que tus vasos se enfríen en el lavavajillas antes que quitarlos, abre la puerta para permitir que el vapor salga una vez que el ciclo haya terminado.
  • Utiliza el Protector de Platos y Vasos de Finish para protegerlos aún más de la corrosión.

 

Si mantienes estos pequeños consejos en mente nunca más deberías preocuparte por el problema de los vasos opacos, y todo saldrá bien. Relájate, tómate tu tiempo y disfruta la tranquilidad de saber que, gracias a Finish, los vasos estarán como nuevos durante mucho tiempo.