Vasos Opacos: Entendiendo el Problema

Vasos Opacos: Entendiendo el Problema

1 - Vasos Opacos

Para muchas personas, los vasos opacos pueden ser motivo de vergüenza. A menudo, la gente que ve que sus vasos se van volviendo opacos con el paso del tiempo, o los tira, o los esconde en el fondo del armario, y sólo los usa cuando nadie está mirando. Y ¿por qué pasa esto? Hay dos causas principales para los vasos opacos, y ambas tienden a ocurrir con el transcurso del tiempo: una se debe a los depósitos de agua dura, y la otra se debe a la corrosión. Estos son tipos completamente diferentes de opacidad, y requieren diferentes precauciones para ser prevenidos.

 

Depósitos de Agua Dura

Si vives en una zona de agua dura, puedes encontrarte con depósitos acumulándose en tu lavavajillas. Estos depósitos, así como la cal, pueden incrustarse en tus vasos y platos, causando un aspecto opaco. Afortunadamente, mientras que la corrosión es irreversible, este tipo de opacidad se puede corregir y ser prevenida fácilmente.

Una limpieza regular y completa de tu lavavajillas con el Limpiamáquinas Finish te ayudará a eliminar todos los residuos desagradables que pueden quedar después de un lavado - como el exceso de comida, la grasa y la cal almacenada - antes de que se incrusten en tus vasos. Es aconsejable que limpies tu lavavajillas cada mes, no sólo para prevenir esto, sino también para asegurarte de que está funcionando con plena eficiencia, ahorrándote tiempo. Al añadir abrillantador Finish a tu ciclo, te aseguras de que las gotitas de agua que se forman en las superficies se dispersen antes de poder evaporarse sin dejar ningún resto de cal que podría haberse acumulado.

 

Corrosión de los Vasos

Si vives en una zona de agua blanda, corres un riesgo mayor de corrosión,  otro tipo de opacidad de la cristalería, pero puede suceder en cualquier sitio. Esto puede deberse a varios factores, desde la exposición al calor o la baja calidad de los vasos, hasta los ciclos de programa excesivamente largos. Hay una serie de formas para prolongar el ciclo de vida de tus vasos, y es importante tenerlo claro antes de que surja la opacidad:

  • Cuando compres vasos, asegúrate de que sean a prueba de lavavajillas.
    • Usa Finish Brillo y Protección para asegurarte de que tus vasos estén protegidos de la opacidad y permanezcan brillantes durante más tiempo.
    • Revisa tu unidad de ablandador de agua, si la tienes, ya que el ajuste puede estar demasiado alto.
    • Para la cristalería más delicada, lava a temperatura baja o con el ajuste de lavado de vasos. Dartington Crystal recomienda Finish como el mejor detergente para la cristalería, algo que debería asegurarte tranquilidad a la hora de meter tus vasos favoritos en el lavavajillas.
    • Una vez que el ciclo de tu lavavajillas haya terminado, ábrelo para permitir la salida del exceso de vapor. Las máquinas más modernas se encargan de esto con ventiladores internos. Deja que tus vasos se enfríen en el lavavajillas antes de retirarlos. 

Si bien es cierto que la blandura del agua viene en gran medida determinada por tu ubicación, no está completamente fuera de tu control. Si no estás seguro de si vives en una zona de agua dura o de agua blanda, esta práctica herramienta te puede ayudar a descubrirlo.

Detergente Finish