¿Cómo organizarías una cena en casa?

Las cenas con amigos o compañeros de trabajo en casa pueden ser súper divertidas o bien una pesadilla para el que las organiza. Porque entre planear todo, cocinar y servir las bebidas es normal que puedas llegar a arrepentirte. Nos hemos puesto en contacto con algunas de nuestras blogueras favoritas para preguntarles cuál sería su criterio a la hora de hacer realidad una fiesta en su casa con estas características. ¿A quién invitarían? ¿Qué pondrían de comer? ¿Cómo gestionarían el tema de la limpieza posterior?

Por Aedín @ Minish and Mum

“Soy una madre ocupada con dos niños que aprovecha cuando puede para dejar a un lado esta responsabilidad con la intención de disfrutar un poco. Así que cuando Finish me preguntó sobre mi idea de organizar una buena cena con amigos, no me resultó difícil dar mi opinión.

No hay duda que mi cena/fiesta sería exclusivamente para adultos (¡lo siento, peques!). Me gusta recordar el bonito dicho de Ernest Hemingway sobre Madrid con el que describió la ciudad como un lugar en el que ninguna persona se iba a dormir hasta que matara la noche y cayera enamorada de sus encantos. Y por eso considero que la ciudad es el sitio perfecto para disfrutar después de una cena en casa.

Sin duda, una noche perfecta para mí sería aquella que reuniera comida, bebidas y buena compañía. Mucha gente fantasea sobre las ‘celebrities’ que invitaría a su cena, pero sinceramente yo soy de las que prefieren buenos amigos en lugar de desconocidos. Siempre querría que estuvieran todos mis amigos, incluyendo aquellos que están más lejos o que no he visto desde hace unos años.

Y el escenario elegido sería uno ambientado en los años 20 con el glamour y el estilo que caracterizaron a esta época. Empezaríamos tomando cócteles y canapés antes de empezar a probar los platos principales. Y cómo no, el vino sería nuestro mejor compañero para amenizar las conversaciones. Además, pondría canciones de Bruce Springteen, Patty Smith o Lou Reed.

Por último, las tareas de limpieza serían mínimas. Los vasos opacos y los platos con grasa los metería en el lavavajillas para tener la seguridad de que la fiesta se desarrollara sin inconvenientes.”

Por Sian @ Potty Mouthed Mummy

“Me encantan las cenas clásicas. Y aunque no suelo tener la oportunidad de invitar a gente a mi casa me encanta la idea de planearlas y estar rodeada de mi gente de vez en cuando. Yo buscaría que mi cena ideal fuera un poco diferente. Concretamente en un terreno al aire libre (un patio) y durante una noche de verano. Por ejemplo, se me ocurre que fuera en un viñedo italiano.

En lo que respecta a la comida por supuesto sería yo la encargada de cocinar, pues me encanta pasar horas en la cocina mientras preparo nuevos platos. Normalmente suelo poner entrantes simples pero del gusto de la mayoría como por ejemplo queso Camembert al horno con pan crujiente. Porque creo que el queso fundido es casi siempre seguro de éxito. Luego, para el plato principal seguramente elegiría un solomillo con salsa de bernesa, unas patatas caseras y unas espinacas con crema. Y de postre, mi apuesta sería la tarta de limón dada mi predilección por los sabores ácidos.

Toda esta comida iría acompañada de unas cuantas copas de vino rojo. Mientras que en lo que a la limpieza se refiere, lo que haría siempre sería meter todo en el lavavajillas y ordenar todos los vasos y platos ya limpios el día siguiente.  

Por último, el factor entretenimiento sería lo menos importante. Con un poco de música de fondo y buen juego después de cenar sería más que suficiente. El trivial sería una gran opción en este caso. No hay nada como un poco de diversión y una barriga llena en la mejor compañía.”

Por Georgina @ Georgina Does

“Me encanta cocinar cuando la ocasión es especial y divertida. Puedo hacer un montón de brownies, pero lo cierto es que hacerlos puede llevar toda una tarde. Por eso mismo, para asegurarme de que la comida cumpliera todas las expectativas seguramente optaría por llamar a un chef. Lógicamente Gordon Ramsey sería mi primera opción, pero como seguramente se enfadaría me decantaría finalmente por Jamie Oliver para disfrutar de unos platos más caseros. Mi deseo sería disfrutar y ofrecerles a mis invitados una cena con tres platos y un postre increíble.

Para añadir un toque diferenciador llamaría a un músico que tocara algunas canciones y a un cómico que nos hiciera reír durante toda la noche. Y como estamos hablando de cómo sería mi cena soñada está claro que nunca limpiaría los platos después de la cena. Por eso, estoy segura de que contrataría a alguien que me ayudara a limpiar. En este caso, tanto uno como otro se encargarían de limpiar la cubertería con cualquiera de los productos más adecuados de la gama de Finish. Porque no hay duda de que lo que más me interesa es que los platos y los vasos estén siempre limpios y brillantes.”