¿Quién limpia al que limpia?

¿Has pensado alguna vez cuántos platos, vasos y utensilios de cocina limpia tu lavavajillas a lo largo del año? Comer dos o tres veces al día en casa supone una carga completa para una familia,  ¡cada día! Y si piensas en los otros 364 días del año te das cuenta del enorme trabajo que hace tu lavavajillas, sin tener en cuenta las fiestas, reuniones familiares, etc.

El lavavajillas de una familia media lava alrededor de 8.000 platos sucios, pero, ¿has pensado alguna vez quién limpia tu lavavajillas? A lo mejor te lo has planteado, pero si no, puede que no te hayas dado cuenta de lo importante que es una buena limpieza para tu lavavajillas, quizá te la está ya pidiendo a gritos.

 ¿Qué?

Es verdad, de hecho es muy importante mantener tu lavavajillas limpio para que funcione mejor. Restos de comida pueden acabar en el brazo rociador, y la grasa y la cal pueden acumularse en partes de tu lavavajillas que no ves, pero que son esenciales para su funcionamiento.

Un limpiador de lavavajillas es el producto que necesitas para mantener tu lavavajillas limpio y brillante, de la misma forma que el detergente de tu lavavajillas deja limpios y brillantes tus platos y vasos. Es la mejor manera de mantener limpio tu lavavajillas sin mucho esfuerzo.

¿Por qué?

Conseguir que tu lavavajillas continúe limpiando bien a lo largo del tiempo tiene mucho que ver con lo que se esconde en las tuberías. Verás a veces trozos de comida colgando del brazo rociador o en el filtro del fondo del lavavajillas. Al cabo del tiempo este tipo de partículas y otras más pequeñas dejan residuos de grasa que debemos limpiar. La cal es, posiblemente, el mayor enemigo de tu lavavajillas, y puede causar problemas importantes tanto en algunas de sus piezas, como en tu propia vajilla, acumulándose en ella después de cada lavado.

¿Cómo?

Con el Limpiamáquinas Finish, ¡por supuesto! El Limpiamáquinas Finish elimina la grasa y la cal dejando tu lavavajillas limpio y sin olores. Y un lavavajillas más limpio significa también unos platos más limpios. Para utilizarlo lo único que necesitas hacer es quitar el precinto del tapón de la botella, colocarla boca abajo en una posición segura y programar el lavavajillas en un ciclo de lavado a alta temperatura.

Ama tu lavavajillas. Dale Finish.