Cómo hacer la foto perfecta de tu plato de comida

Si buscas comida en Instagram seguro que te aparecen millones de fotos de auténticas delicias culinarias. ¿Tienes maneras de Arguiñano o Ferran Adriá y quieres compartir las imágenes de tus mejores platos a través de tu blog o perfil de Instagram? No te pierdas estos trucos para hacerle fotos a tu comida con la calidad que se merece:

Todo está en la preparación

Una de nuestras primeras recomendaciones es que uses un cortador de verduras para hacer calabacines o boniatos en tiras como si fueran espaguetis. Un mondador también puede servirte para añadir trozos más pequeños de queso parmesano, pero de cara a la foto acuérdate de cortar las verduras principales con formas curiosas de manera que sean atractivas a la vista.

Cómo servirla

Por otra parte, ten siempre en cuenta que un plato limpio y con brillo es algo indispensable especialmente si quieres sacarle partido usando los efectos de Instagram. Hay filtros que acentúan el color y la textura de las imágenes de tal manera que una foto de una comida parezca incluso más jugosa.

Y si eres de aquellos a los que les preocupa especialmente el brillo de los platos, en Finish te recomendamos el uso de Finish Quantum Max Brillo y Protección, un producto que combina el poder de limpieza y brillo a la vez que protege tu cubierto contra la corrosión. Asimismo, anímate a usar platos o boles con tamaños, formas y colores menos comunes, ya que como hemos explicado anteriormente lo distintivo llama más la atención en las fotos.

Por ejemplo, prueba a acompañar la comida con un poco de verdura o unos trozos de pimiento amarillo para que te entren ganas de comerte el plato o incluso de enmarcarlo.   

El color es la clave

Otro de los grandes trucos estéticos consiste en la mezcla de colores: cebolla roja cortada sobre trozos de lechuga o chile rojo junto con algo de pasta adornada con cogollos de brócoli son opciones muy interesantes. Eso sí, sobre todo intenta no usar más de tres o cuatro colores para evitar que el plato de una sensación de desorden o suciedad.

Piensa en los fondos y ángulos

Es importante que tengas también en cuenta que no todas las comidas quedan mejor fotografiadas desde arriba. Si has cocinado un plato marroquí nuestro consejo es que coloques el plato encima de un mantel estampado y geométrico con el objetivo de crear una sensación de autenticidad. Asimismo, coloca unos vasitos de té al fondo de la mesa para añadir algo de profundidad en la foto. Así conseguirás que los que vean tu foto tengan la sensación de que están oliendo la comida.  

La luz

Procura fotografiar el plato cuando haya luz natural, ya que el flash puede estropear la foto. Y por último, si te apetece crear algunos efectos de luz recurre a la linterna de otro teléfono móvil o a los divertidos y variados filtros de Instagram ya mencionados.

Esto es todo. Cuando estés contento con la foto cuélgala y disfruta enviándosela a todos tus seguidores. Seguro que más de uno te pide que le prepares una cena especial…