Cómo sacarle el máximo partido a tu lavavajillas

Saber aprovechar al máximo el potencial de tu lavavajillas supone ganar la mitad de la batalla en la lucha por tener una vajilla limpia y brillante. La otra mitad es poner en práctica lo que sabes. Nosotros te podemos ayudar porque en Finish somos especialistas en este tipo de cosas. Todo lo que necesitas es ponerle un poco de cariño y grandes productos para tu lavavajillas.

Preparación

Antes de empezar a poner platos en tu lavavajillas debes tirar a la basura los grandes restos de comida que se hayan quedado en los platos. Una vez hecho esto, puedes empezar a colocar los platos en el lavavajillas; recuerda que lo mejor es poner los platos grandes en la parte de atrás y los platos pequeños en la parte de delante. Fácil, ¿verdad?

Ahora, selecciona el programa de lavado que creas mejor – generalmente, lo mejor es utilizar un programa de lavado intenso en el caso de sartenes, cacerolas y otros utensilios de cocina que suelen acumular mucha grasa, y un programa de lavado más suave para la vajilla y cristalería, pero normalmente el fabricante de tu lavavajillas te habrá dado recomendaciones en relación a tu lavavajillas particular.  Una vez seleccionado el programa, pon una pastilla para lavavajillas, cierra la puerta y ¡a lavar!

Lavado

De esta parte se encarga el lavavajillas, solo tenemos que dejarle hacer su trabajo. Mientras el lavavajillas está en funcionamiento, puedes aprovechar para quitar el polvo o limpiar los armarios y encimeras donde guardarás la vajilla, cristalería y demás utensilios de cocina para que se mantengan limpios por más tiempo después del lavado.

¿Y después?

Puedes pensar que el trabajo ya ha terminado cuando vacías el lavavajillas y colocas cada cosa en su lugar. En la mayoría de los casos es así, pero nosotros te recomendamos que limpies tu lavavajillas una vez al mes con el Limpiamáquinas Finish. El Limpiamáquinas Finish limpia partes de tu lavavajillas que tú no ves, pero que son esenciales para que tu lavavajillas funcione correctamente, eliminando la grasa y la cal que se acumulan día tras día.

Tranquilidad de conciencia

Cuando dejas el lavavajillas funcionando a carga completa sabiendo que tus platos van a salir limpios y relucientes, también sabes que estás aprovechando al máximo tu tiempo – nunca más lavar a mano o lavar los cubiertos individualmente. Lavar los platos es tan simple como poner una pastilla para lavavajillas Finish en tu lavavajillas, presionar un botón, y cerrar la puerta. ¡Y a disfrutar!

Ama a tu lavavajillas. Dale Finish.