Cuchillos siempre afilados

Los cuchillos son una de las piezas más versátiles dentro de los utensilios de cocina, permitiéndote cortar los alimentos a tu gusto y con facilidad. Desde preparar las verduras hasta cortar la carne, los cuchillos son una herramienta muy importante y es conveniente invertir en los mejores. Sin embargo, con el tiempo los cuchillos pueden deslustrarse, sobre todo si no los limpias adecuadamente o no los afilas regularmente.

Uso del cuchillo

Si usas tus cuchillos diariamente, sabrás lo importantes que son para cocinar. La preparación de casi todos los platos (exceptuando, quizás, las sopas) requiere el uso del cuchillo en algún momento.

Algunos consejos mientras cocinas:

  1. Raspar un cuchillo afilado contra la superficie de corte estropeará su hoja rápidamente. Puedes utilizar la parte de la hoja que no corta para raspar la comida y así evitar que la hoja se estropee.
  2. Si estás cocinando con alguien y te pide un cuchillo dáselo presentándole el mango primero. De esta forma, no correrán el riesgo de cortarse.
  3. Si usas una tabla, procura utilizar únicamente tablas de madera o plástico. El desgaste de la hoja del cuchillo se produce por el contacto con la tabla y las tablas de cristal o cerámica desgastan los cuchillos más rápidamente.

Para guardar los cuchillos, considera comprar una base magnética para la pared. De esta forma tus cuchillos estarán siempre disponibles, fuera del alcance de los niños y no se estropearán por estar en el cajón chocando contra otras superficies.

Afilar cuchillos

Hay dos cosas que puedes hacer para mantener tus cuchillos afilados y cortantes.  Hay una diferencia entre “afilado” y “cortante”, lo primero significa eliminar pequeñas imperfecciones de la hoja. Para ello, necesitarás una piedra de afilar de alguna clase y puedes hacerlo en casa. Lo segundo significa conseguir que una hoja estropeada vuelva a cortar nuevamente y esto lo tiene que hacer un profesional. Muchos carniceros ofrecen este servicio, pregunta en tu zona dónde te lo pueden hacer.

En el lavavajillas

Lavar cuchillos a mano no es lo más eficiente, y sujetar un cuchillo de forma segura puede causarte problemas cuando estás fregando. En lugar de eso, pon tus cuchillos en las cestas para cubiertos del lavavajillas, separados del resto de cubiertos. Colócalos boca abajo para evitar accidentes. 

Tus mejores cuchillos deben estar separados los unos de los otros para que no se golpeen durante el lavado. Esto se puede conseguir comprando un lavavajillas con un estante específico para cuchillos, normalmente en el cajón de arriba del lavavajillas.

En estos estantes tus cuchillos se limpian perfectamente y no tienes los problemas que se producen al apilarlos en una cesta. Elegir las pastillas de lavavajillas adecuadas también ayuda, pues ponen de manifiesto el poder de limpieza del lavavajillas y mantienen el brillo de la vajilla. Así que, ¿por qué no pruebas el detergente para lavavajillas de Finish? ¡Conseguirás esto y mucho más!