Guía sobre la temperatura del lavavajillas

Es probable que nunca te hayas parado a pensar en el proceso que sigue tu lavavajillas para dejar los vasos limpios, pero lo cierto es que intervienen pequeños factores que ayudan a que esta rutina sea más llevadera. Por ejemplo, seguramente descubras que tu lavavajillas no tiene la opción de ajustar la temperatura exacta del lavado pero, ¿por qué pasa eso?  

Los fabricantes de lavavajillas están trabajando duro para programar la temperatura y asegurarse de que eligen la más efectiva posible. Hay que tener en cuenta que un lavavajillas funciona con un programa principal de 65-70C/150-160F, lo suficientemente caliente como para que el detergente se disuelva y los restos de comida y la grasa desaparezcan. Luego, durante la fase de enjuague el agua se calienta a una temperatura superior de 80C/180F que provoca que los platos y los vasos estén limpios y listos para la mesa.

Eliminar la cal

Debido a estas altas temperaturas, el calcio natural y el magnesio presentes en el agua pueden provocar que la cal se acumule dentro del lavavajillas. Con el tiempo esto puede convertirse en un problema hasta tal punto de afectar negativamente a la eficiencia de la máquina, de ahí la importancia de usar un limpiador de lavavajillas una vez al mes para así hacer que funcione lo mejor posible. El limpiamáquinas Finish Regular elimina la cal, así como cualquier resto de comida o grasa dentro del lavavajillas para que esté limpio y huela bien.

Vasos opacos

El principal inconveniente de estas temperaturas tan altas es que muchas veces podemos encontrarnos con el problema de los vasos opacos. Porque mientras el agua caliente agita las moléculas del vaso, las sustancias químicas del detergente pueden hacer que algunas de éstas se desplacen. Y aunque no se ve a simple vista, estas pequeñas imperfecciones afectan al modo en que la luz pasa por el vaso, otorgándole entonces una apariencia opaca.

El limpiador de lavavajillas Finish Quantum Max Brillo y Protección fue creado para combatir este problema con acciones preventivas patentadas para proteger al vaso de este proceso. Esto significa que no tienes que preocuparte por meter los vasos o la cristalería en el lavavajillas, porque no solamente saldrán más limpios, sino que además puedes tener la seguridad de que su brillo también será protegido. De este modo, cuida de tus vasos con Finish Quantum Max Brillo y Protección y olvida que la temperatura de tu lavavajillas sea fija.