La manera más eficiente de llenar tu lavavajillas

Si estás leyendo esto es porque probablemente siempre has querido saber cuál es el mejor método para llenar tu lavavajillas. Seguro que tienes tus tácticas, o trucos, para conseguir platos brillantes cada vez, pero a lo mejor hay cosas que no sabes, o algunas ideas que te podrían hacer cambiar la manera en que llenas tu lavavajillas de cabo a rabo. Desde dónde poner los cubiertos hasta qué parte de la vajilla colocar en la bandeja superior o inferior, te ayudaremos a sacar el máximo partido de tu lavado llenando tu lavavajillas de una manera eficiente.

Empieza por atrás

En pocas palabras, empieza llenando tu lavavajillas por atrás. Llenar tu lavavajillas puede ser una tarea más sencilla asegurándote de que no hay nada que bloquee tu camino, y si empiezas llenando el lavavajillas por delante, puede ser mucho más complicado colocar platos (incluso los pequeños) en el lavavajillas.

Nosotros te recomendamos colocar los platos más grandes atrás, y los más pequeños delante. Esto ayuda también a la distribución del agua, pero principalmente te permite quitar y apilar platos más fácilmente.

Si tienes diferentes tipos de platos, sepáralos en diferentes compartimentos (por ejemplo, atrás a la izquierda podrían ir los platos más grandes, y delante a la derecha podría ser para los boles). Así no tendrás que apilar los platos como si fuese una partida de Tetris, si no que cada cosa estará en su lugar. 

Llénalo completamente

Nuestro primer consejo es, posiblemente, el más importante: llenar el lavavajillas de manera que casi no haya espacio libre es probablemente la manera más eficiente de lavar. Eficiente en el sentido de que te ahorra energía y dinero al lavar mucho de una sola vez en vez de hacer dos lavados a mitad de carga.

Además, te ahorrarás tener que hacer la fregada dos veces. Por supuesto, esto depende del tamaño de tu familia o del menaje que tengas, pero incluso si sólo lavas una vez a la semana es mejor llenar el lavavajillas lo más que puedas antes que tener que ponerlo un día sí y otro también. 

Limpieza de altos vuelos

Dependiendo de lo que pongas en tu lavavajillas, normalmente hay instrucciones que te indican en qué bandeja, o posición, deberías colocar tu nueva vajilla o cristalería. Por regla general, los tazones, vasos y otros contenedores de bebidas deberían ir en la bandeja superior, mientras que los platos, cazuelas y sartenes se deberían poner en la bandeja inferior. De esta manera se consigue que el agua se distribuya regularmente y, además, evita que tu lavavajillas sufra algún daño o incluso vuelque. 

Resultados brillantes cada vez

Si buscas la eficiencia, lo último que quieres es tener que poner tu lavavajillas una segunda vez porque han quedado marcas o residuos. Nuestro consejo final para llenar de forma eficiente tu lavavajillas es añadir una dosis del Abrillantador para lavavajillas de Finish que elimina los residuos y previene que aparezcan las marcas de agua, a la vez que proporciona una película de protección para obtener resultados brillantes. No necesitarás dedicar tiempo a inspeccionar tus vasos, y como el secado es más rápido, estarás vaciando tu lavavajillas en un abrir y cerrar de ojos.

Incluso el mayor experto en lavar platos quiere los resultados más eficientes en cada lavado. Esperamos que estos consejos para llenar tu lavavajillas te ayuden a conseguir mejores resultados la próxima vez.