Las Diferencias Entre el Agua Dura y el Agua Blanda

Somos increíblemente afortunados de vivir en un lugar donde el agua está disponible para nosotros. Pero, ¿has pensado alguna vez en la diferencia del agua que sale de tu grifo? No hay dos vasos de agua exactamente iguales, pero la diferencia principal entre lo que sale de un grifo a lo que sale de otro sería la dureza del agua. La diferencia se puede ver de forma más notable en el efecto que tiene en los aparatos domésticos, y el lavavajillas no es menos importante.

Para que comprendas mejor esto, hemos preparado esta información para explicar qué se entiende exactamente por agua dura y agua blanda, qué implica en el lavado de platos y qué se puede hacer para evitar los efectos negativos.


Los Hechos Difíciles

Toda agua que cae como lluvia es naturalmente blanda, lo que implica que el único ion (un átomo con carga eléctrica) es el sodio. Como esta agua se abre paso a través del suelo hacia los canales que a veces conduce a nuestros grifos, se convierte en agua dura. Esto se debe a que va recogiendo una gran cantidad de minerales disueltos como tiza, cal, magnesio y calcio. Estos minerales son preferibles en muchos sentidos, porque muchos de ellos son esenciales para nuestra salud, haciendo del agua dura un agua mejor para beber- e incluso puede tener mejor sabor.

 
Los Tiempos Difíciles

Cuando el agua dura pasa por el lavavajillas, los minerales del agua se acumulan en los elementos de la calefacción, sobre todo la cal. Esto hace que sea mucho más difícil limpiar los platos para el lavavajillas, pero además hace que los platos se vean peor a medida que los minerales se disuelven y se vuelven a adherir en los platos y vasos, causando manchas antiestéticas con efecto opaco.


Suavizar el Golpe

Finish ha desarrollado una serie de productos para garantizar que, incluso si tu suministro es de agua dura, mantengas tu lavavajillas a punto, garantizando que tu vajilla, tu cristalería y tu cubertería salgan relucientes.

 

  • En primer lugar, asegúrate de que mantienes tu lavavajillas con la Sal para Lavavajillas Finish. Esto ablanda el agua y no contiene impurezas que puedan obstaculizar al lavavajillas.
  • Deberías utilizar Abrillantador Finish, que acelera el tiempo de secado y asegura que no queda nada una vez que el agua se evapora.
  • Y lo más importante es que utilices el Limpiamáquinas Finish regularmente. Cuando los minerales se acumulan en los órganos vitales de la máquina, el limpiamáquinas se asegurará de eliminarlos antes de que tengan la oportunidad de realojarse en tus platos. Sea cual sea la dureza de tu agua, no hay motivo para que no puedas conseguir unos platos perfectamente limpios siempre.