Los Objetos Más Difíciles de Cargar en el Lavavajillas

Todos tenemos nuestras rarezas en nuestra cocina, esos moldes que nos regalaron y que nunca utilizamos, o el vaso con forma novedosa que no estamos seguros de dónde salió. Estos artículos generalmente terminan en el fondo del armario cubiertos de polvo por una sencilla razón: son difíciles de limpiar. Aquí tienes algunos consejos útiles que te ayudarán en el futuro a la hora de cargar algunos objetos difíciles en tu lavavajillas.

Es una buena idea empezar por la parte inferior con artículos más altos y pesados, y colocar cosas como tazas, vasos y plásticos en la parte superior

Ollas y Sartenes

Los objetos más grandes, como las ollas y las sartenes, se deben colocar en la bandeja inferior. Objetos como baldas y bandejas de horno pueden colocarse en la bandeja de abajo a los lados, a fin de garantizar que no bloqueen el agua, y también para dejar espacio para cargar otros artículos. Las ollas pueden ocupar mucho espacio, pero se pueden apilar estratégicamente con el fin de asegurarse de que se puedan limpiar por dentro y por fuera.  

Cristalería

La mayoría de los vasos se pueden lavar sin problemas en la bandeja superior (una vez que te hayas asegurado de que son aptos para el lavavajillas). Sin embargo, algunos artículos muy altos, como las copas de champán o las jarras pueden tener que ser colocadas en el estante inferior para permitir que quepan otros elementos.

Utensilios

Los tenedores y las cucharas se deben colocar con el extremo del mango hacia abajo en la bandeja de los cubiertos. Los cuchillos se pueden colocar de cualquier manera, aunque pueden ser más fáciles de recoger con el mango hacia arriba. Artículos más grandes, como espátulas, cucharas y pinzas, podrían causar problemas si se cargan indebidamente en la bandeja de los cubiertos. Para los artículos más grandes, lo mejor es colocarlos tumbados en la bandeja superior entre las tazas y los vasos.

Plásticos

Si tu lavavajillas es un modelo antiguo con un elemento calefactor expuesto – generalmente en la parte inferior- tus plásticos corren el riesgo de deformarse si se lavan en la bandeja inferior, por lo que es mejor idea lavarlos en la bandeja superior junto con las tazas y los vasos.

Formas extrañas

Los artículos con forma extraña como las hueveras o los platos más grandes pueden necesitar un poco de ensayo y error para encontrar el lugar en el que mejor encajan en tu lavavajillas. La bandeja inferior es generalmente un buen lugar para empezar, asegurando que no hay mucho espacio en el centro de nuevo y teniendo cuidado de no bloquear el flujo del agua.

 

Así que ahí lo tienes, esperamos que esta guía práctica consiga que no tengas que preocuparte más por aquellos objetos que podrían estar llenándose de polvo en el fondo de tu armario y que te dé más opciones a la hora de preparar tu próxima cena o incluso el brunch del domingo