Molestias en la cocina

Finish _02_Common Dishwasher Complaints _ES

La cocina constituye una de las zonas más importantes de una casa. Los malos hábitos que se llevan a cabo en ésta pueden poner a prueba tu paciencia.

Te mostramos algunos de los malos hábitos más comunes, seguro que haces alguno de ellos.

Trapos de cocina sucios

¿Alguna vez te has secado las manos en un trapo de cocina y has notado que había restos de comida o suciedad?

En estos casos tienes que volver a lavarte las manos. Un estudio de la Universidad de Arizona demostró que el 89 % de los paños de cocina contienen una bacteria que a su vez se encuentra en el tracto digestivo de animales y humanos[1]. De hecho, los paños albergan la misma cantidad de gérmenes que las esponjas de cocina.

La cocina contiene gérmenes que pueden causar resfriados, más que en cualquier otra habitación de la casa, incluyendo el baño. Por ello, es muy importante tratar de mantener tu cocina lo más limpia posible[2].

Encimeras mojadas

Cuando utilizamos el paño de cocina para secar la encimera, éste se convierte en un caldo de cultivo de gérmenes. Es mejor utilizar papel para secar la encimera.

Suelos y encimeras sucias

El suelo y la encimera no siempre están tan limpios como deberían. Especial atención debe recibir la encimera, ya que es donde preparamos los alimentos y cocinamos.

También puede ocurrir que se nos caiga comida. La cocina es el lugar de la casa donde más a menudo se da esta situación, es donde cocinamos y podemos dejar el suelo manchado de aceite o salsa. Si no se pone remedio al momento, lo que comenzó siendo una simple gota de aceite puede extenderse, a través de nuestras pisadas, por el resto de la casa.

Basura sobre la encimera

En ocasiones vamos acumulando restos sobre la encimera que posteriormente no eliminamos completamente. Si no se hace una limpieza a fondo, pueden quedar restos de migas o suciedad que atraen a visitas inesperadas como hormigas o moscas[3].

Comida que salpica en el microondas

Los pros del microondas son incuestionables cuando se trata de calentar comida, pero es habitual que un espacio tan pequeño se ensucie con facilidad. Seguro que te ha ocurrido alguna vez, ya que al calentar la comida es común que los líquidos queden tan calientes que salpiquen las paredes del microondas. Lo mejor es calentar la comida dentro de un recipiente que tenga salida para el vapor y así no encontrar este problema de forma regular.

Vasos con marcas de agua y platos mojados

Al abrir el lavavajillas cuando ha terminado el ciclo, puedes encontrar zonas que acumulan agua. Por consiguiente, los platos que deberían estar secos vuelven a mojarse con agua del enjuagado.

Esta situación es un problema que se da con más frecuencia de lo que pensamos. Para evitarlo y mantener tu lavavajillas perfecto, puedes utilizar abrillantado u otros productos como la sal de lavavajillas.

El abrillantador para lavavajillas de Finish te ayuda a cuidar tu lavavajillas y a devolverle el brillo del primer día gracias a sus 5x power actions:

- Evita residuos del aclarado.

- Acelera el secado.

- Combate las marcas de agua.

- Crea una capa protectora.

- Da un brillo superior.

Platos apilados sin lavar

Es común que los platos sucios se amontonen en el fregadero o en la encimera. Hay días que estamos tan cansados que vamos posponiendo la tarea de labor los platos hasta que no cabe ni un cubierto más sobre el fregadero. La mejor solución para esta situación es utilizar Finish Powerball.  Asegúrate de que dejas los platos dentro del lavavajillas y úsalo solo cuando esté del todo lleno.

Finish Powerball proporciona a tu vajilla una limpieza a fondo, eliminando hasta las manchas más difíciles para asegurar que tus platos y vasos están completamente limpios en cualquier momento. Y para esas ocasiones en las que quieres que tus vasos se vean relucientes, ¡prueba el abrillantador para lavavajillas de Finish!


[1] http://www.huffingtonpost.com/2014/10/16/kitchen-rag-bacteria_n_5960786.html
[2] http://www.webmd.com/food-recipes/features/germs-in-kitchen#1
[3] http://www.health.gov.au/internet/publications/publishing.nsf/Content/ohp-enhealth-manual-atsi-cnt-l~ohp-enhealth-manual-atsi-cnt-l-ch5~ohp-enhealth-manual-atsi-cnt-l-ch5.3