Problemas en tu lavavajillas

Finish _01_escondelavavajillas

Un lavavajillas limpia unos 8.000 elementos de media a lo largo de un año –esto se traduce en una gran cantidad de grasa y cal que puede acumularse en tu electrodoméstico.

Los lavavajillas que usamos en casa suelen estar un poco descuidados en términos de conservación, muchas veces sólo nos preocupamos de su limpieza cuando se estropean o dejan de funcionar como lo hacían al principio.

Problemas que puede ocasionar no usar limpiamáquinas

Es lógico que tu electrodoméstico lleve a cabo la labor de limpieza, pero no debemos olvidar que también hay que limpiarlo a él.

Aquí puedes encontrar algunos indicadores que ponen de manifiesto que tu lavavajillas necesita un lavado:

  • Olor desagradable

Al utilizar de forma regular el lavavajillas, puede acumularse grasa y suciedad en aquellas partes de la máquina menos visibles. A largo plazo, esto puede provocar mal olor.

  • Cal

Si vives en un lugar donde se concentra una alta cantidad de cal en el agua, puede que hayas comprobado que tu lavavajillas funciona peor que al principio. La sal para lavavajillas de Finish puede ayudarte a combatir la cal y prevenir que se formen marcas en tu vajilla.

  • Los platos salen sucios

Con el uso diario, la grasa y los restos de comida pueden acumularse en el interior de tu lavavajillas. Estas acumulaciones pueden reducir el flujo del agua dentro de tu electrodoméstico y, si no encuentras una solución para limpiar aquellas zonas más escondidas, tu vajilla puede quedar sucia.  

¿La solución? El limpiamáquinas de Finish

El limpiamáquinas de Finish funciona para todo tipo de lavavajillas sin importar la marca o el modelo. Tus platos contarán con la garantía de una limpieza perfecta y tu electrodoméstico volverá a desprender ese olor fresco y limpio gracias a su 5x power actions:

- Limpia el lavavajillas.

- Lava en zonas escondidas.

- Neutraliza los olores.

- Elimina la cal.

- Elimina la grasa acumulada.

Cómo se usa

La limpieza de tu lavavajillas no te llevará tanto tiempo como crees. Con Finish limpiamáquinas es fácil conseguir que tu aparato vuelva a estar limpio y reluciente como el primer día.

Paso 1: Despega la etiqueta que se encuentra en la parte superior del bote, manteniendo la tapa.

Paso 2: Introdúcelo bocabajo en la bandeja interior de tu lavavajillas, donde normalmente colocarías un plato.

Paso 3: Configura tu limpiamáquinas en un ciclo que tenga una temperatura mínima de 65 grados.

Recuerda: Usa Finish Limpiamáquinas solo cuando tu lavavajillas esté vacío y no tenga detergente.

Se recomienda usar Finish Limpiamáquinas una vez al mes para conseguir que tu electrodoméstico funcione de forma óptima, ayudando de esta forma a la limpieza total de tu vajilla.