Cómo darle vida a tu barbacoa

Incorporar elementos de la naturaleza en las presentaciones tanto de la comida como de la bebida es una gran idea, y además aportará una sensación totalmente veraniega a tu barbacoa.

Para las bebidas, podrías decorar tus vasos de cristal con ramitas de menta y rodajas de fruta, o incluso cambiar los típicos cubitos de hielo por cubitos con trocitos de fruta.

Para darle a tu mesa unas notas de belleza natural, podrías utilizar ramitas, hojas y flores para crear el centro de mesa, una opción simple a la par que efectiva.

Crear capas le dará a tu mesa al aire libre una sensación de profundidad y así podrás variar tu presentación  habitual de una barbacoa, además de darle un toque distinto.

Una forma sencilla es apilar los tarros de salsa formando de pirámide, puedes utilizar algún tipo de estructura para elevar tus vasos o incluso utilizar la estructura donde colocas tus pasteles para colocar las hamburguesas.

Crear capas con la disposición de la mesa también puede añadir una dimensión totalmente nueva, así que coloca los platos encima de manteles individuales o crea con tus servilletas una especie de bolsillo para poder colocar los cubiertos.

ACTUALIZAR EL MENÚ

Aunque las barbacoas son sinónimo de panecillos de perritos calientes y salchichas ligeramente calcinadas, no hay ninguna razón por la que no puedas utilizar tu imaginación para cambiar las cosas y darles un toque diferente a estos clásicos.

Lo mismo sucede con la tradicional ensalada de col, a la que le puedes dar un nuevo toque añadiéndole semillas de granada y gajos de naranja (sin piel), y si quieres refrescar todavía más los paladares de tus invitados puedes prepararles una salsa de yogurt y pepino de acompañamiento. Y, ¿por qué ofrecer los típicos panecillos de hamburguesa? Prueba con enrollados de pan de aceituna, bastoncillos de pan, pitas o cualquier otro tipo de pan. Puedes colocar el pan en una cesta de mimbre y que tus invitados escojan el pan que más les apetezca.

PIENSA EN VERDE