Ir a la página principal
Cómo quitar el mal olor del lavavajillas

Cómo quitar el mal olor del lavavajillas

Resulta bastante desconcertante abrir el lavavajillas y, en vez de la vajilla limpia y reluciente con olor a fresco que cabría esperar, descubrir, al contrario, un mal olor que se extiende desde su interior. Pero, ¿cómo puede ser que huela mal el lavavajillas? A continuación, explicamos a qué se deben los malos olores y cómo quitar el mal olor del lavavajillas, pues puede tener consecuencias muy negativas para este electrodoméstico, que van más allá de un simple mal olor.

Por qué huele mal el lavavajillas

Son varios los factores que pueden acabar por provocar la aparición de malos olores en el lavavajillas, y conocerlos para identificar la causa exacta es clave si queremos acabar con ellos. Así pues, las principales causas que pueden explicar por qué huele mal el lavavajillas son las siguientes:

 

  • Restos de comida que se introducen con la loza sucia y que se quedan dentro del lavavajillas, sobre todo en la parte inferior, pero también en los filtros y, en general, en cualquier pequeño espacio, como las juntas.

  • Suciedad y residuos de todo tipo, como la cal, que no se eliminan por completo en el proceso de lavado o que se generan en él y que, en consecuencia, permanecen dentro de este electrodoméstico.

  • Presencia de bacterias, pues en su interior estas pueden proliferar a partir de los restos de los alimentos y otros residuos procedentes de la loza sucia.

  • Filtros sucios en los que se acumulan todo tipo de restos y que acaban por bloquearse y dejar de funcionar correctamente.

  • Moho, como consecuencia de la humedad, ya que, como es obvio, tras la utilización del lavavajillas queda agua en su interior. Además, si la salida de agua sucia (el desagüe) no funciona bien, esta se quedará estancada, generando malos olores.

  • Uso de un programa de lavado inadecuado que no consigue acabar con toda la suciedad de la vajilla y, por lo tanto, deja restos responsables del mal olor.

 

Qué pueden causar los malos olores del lavavajillas

Como hemos dicho, los malos olores no son solo un problema a nivel olfativo, sino que tienen consecuencias que pueden afectar al buen funcionamiento del electrodoméstico y causar problemas al punto de disminuir su tiempo de vida útil. Destacamos estas complicaciones:

 

  • La vajilla siempre queda mal lavada, sobre todo si los filtros están bloqueados de manera total o parcial o el agua sucia no desagua adecuadamente y se queda estancada, mezclándose con el agua limpia y, como es lógico, afectando a la limpieza correcta.

  • Las piezas del lavavajillas se deterioran debido a la acumulación de humedad, lo que puede ser causa de averías, además de la suciedad en la vajilla que ya hemos explicado.

 

Finish Limpiamáquinas es la solución para quitar el mal olor del lavavajillas

Vista la importancia de controlar los malos olores que se pueden producir en el lavavajillas, es recomendable la utilización periódica de un producto específico, como Finish Limpiamáquinas, para limpiar el lavavajillas de una manera efectiva y alargar así su vida útil. Su eficacia se debe a los tensioactivos que incluye su fórmula, que eliminan la cal, la grasa y la suciedad oculta, realizando una limpieza profunda en todas las piezas del lavavajillas y dejando un aroma fresco. Para unos resultados óptimos se aconseja su utilización cada tres meses, con el lavavajillas vacío. No esperes a que el lavavajillas huela mal para tomar medidas.

 

Instrucciones de uso

Usa el producto siguiendo este paso a paso:

 

  1. Retira la etiqueta del tapón (no el tapón).

  2. Colócalo boca abajo en la rejilla inferior.

  3. Programa un ciclo de lavado, en vacío, a una temperatura mínima de 65º.

 

Cómo limpiar el lavavajillas para que no huela

Debido a las causas que hemos explicado, ya sabemos que no es raro que en el lavavajillas aparezcan malos olores, de ahí la importancia de mantenerlo limpio y que su propio mantenimiento forme parte de nuestra rutina. Así, nos aseguramos de cuidar todas sus piezas, lo que alargará la vida útil del electrodoméstico y prevendrá la aparición de averías. Además, por supuesto, es la mejor garantía para que nuestra vajilla salga siempre limpia y con buen olor, cuidando, también, nuestra loza.

 

Si quieres saber cómo quitar el mal olor del lavavajillas y mantener este electrodoméstico en las mejores condiciones, lo recomendable es ajustar el programa de lavado a las características y suciedad de la loza que vayamos a introducir. También conviene que retiremos antes la mayor cantidad posible de restos de comida y que, tras el funcionamiento, dejemos la puerta del lavavajillas abierta para favorecer un correcto secado. Además, limpia periódicamente tu lavavajillas siguiendo este paso a paso para prevenir la aparición de malos olores:

 

  • Quita todos los soportes y rejillas del interior.

 

  • Limpia con un paño alrededor de los bordes de la puerta, sobre todo incidiendo en las juntas, que es donde se pueden acumular restos de todo tipo, además de agua.

  • Limpia también cualquier residuo retenido en los agujeros de los brazos giratorios. Te puedes ayudar de algún instrumento afilado que permita atravesar el agujero para dejarlo completamente limpio, como un palillo.

  • No olvides limpiar el filtro. Para ello tienes que sacarlo del lavavajillas y lavarlo bajo el chorro de agua del grifo. Puedes ayudarte de un cepillo para frotar y eliminar los restos incrustados.

  • Usa el limpiador específico tal y como hemos explicado.

  • Finalmente, limpia el exterior del lavavajillas pasando un paño.